jueves, 3 de marzo de 2022

Intervención con motivo de la Jornada Internacional de la Fraternidad. Ajana Elouafi (CIE)

Intervención con motivo de la Jornada Internacional de la Fraternidad 
18 de febrero de 2022

    Es una alegría poder reunirnos en el día de hoy para celebrar esta Jornada Internacional de la Fraternidad Humana, que conmemora la firma del documento sobre la Fraternidad Humana por la Paz mundial y la Convivencia común, firmado en Abu Dabi, el 4 de febrero de 2019, entre el Papa Francisco y Gran Imán de Al-Azhar Ahmad Al-Tayyeb. 
    Esta jornada es una oportunidad para dialogar y reflexionar juntos, y renovar el compromiso de difundir la mutua colaboración y la voluntad de profundizar en el conocimiento recíproco en tanto que valores esenciales de la fraternidad humana.
    El primer párrafo del documento resume con gran acierto los pilares de los principios comunes entre las confesiones:
• Los seres humanos han sido creados por Dios.
• Todos los seres humanos son iguales en derechos y deberes.
• Todos los seres humanos han de ser poseedores de la misma dignidad.
• Todos los seres humanos están llamados a convivir como hermanos entre sí y deben colaborar y caminar juntos para poblar la Tierra y difundir entre sus semejantes valores tan importantes como el bien, la caridad y la paz.
    Esto es así porque, ante los desafíos y los retos que debemos afrontar en este camino común, ninguna confesión o grupo de creencia puede recorrer este camino solo. Por ello, estamos seguros de que una interpretación serena y correcta de los textos jurídicos islámicos prueba que no hay impedimentos religiosos fundamentados que fracturen el deseo de convivencia entre musulmanes y los fieles a cualquier otra confesión, pues en ellos priman los valores elementales que cimientan la convivencia entre todos, como el respeto recíproco y el amor al prójimo.
    Junto a ello, este año se celebra el 30 aniversario de la firma de los acuerdos de cooperación entre el Estado y tres confesiones minoritarias: evangélicos, judíos y musulmanes. Esto ha sido posible gracias a que España tiene la legislación más comprometida y elaborada sobre la libertad religiosa de los países de su entorno, leyes que han propiciado un clima de convivencia y normalización de la pluralidad social y religiosa que caracteriza a la sociedad española.
    En este sentido, las distintas confesiones reconocidas en nuestro país han establecido cauces comunicativos que facilitan el diálogo entre ellas y con los distintos órganos de la administración del Estado. El diálogo interconfesional, por tanto, tiene como objetivo habitar un espacio de valores comunes fáciles de reconocer, como la comprensión, la difusión de la cultura de la tolerancia y del respeto desde la aceptación del otro, propiciando encuentros y relaciones cordiales entre los representantes de la comunidad musulmana y las demás confesiones.
    En este camino colectivo cuya andadura hemos iniciado, aún nos falta mucho por recorrer. No obstante, debemos resaltar muchas iniciativas que se proponen desde ámbitos locales y estatales, que recogen el espíritu de esta fraternidad humana, convencidos como estamos de que el futuro solo se construirá a través de ese caminar acompañado y nunca en solitario. Al respecto, mencionaré tres experiencias o iniciativas de impacto social que se han logrado, como ejemplo de colaboración entre las distintas confesiones:
  • La primera fue el Viaje de la concordia, actividad realizada en colaboración con la Fundación Pluralismo y Convivencia, juntamente con los evangélicos y judíos. En él, participaron jóvenes entre 12 y 14 años de estos credos, a fin de promover los valores de la tolerancia, el conocimiento recíproco y el respeto mutuo, utilizando la necesaria herramienta de una convivencia abierta, carente de prejuicios.
  • La segunda iniciativa se llevó a cabo por la Asociación de diálogo interreligiosos, Asociación de Amistar y Encuentro Interreligioso (AAEI), formada por distintos responsables de las religiones reconocidas en España. La actividad consistió en una jornada de donación de sangre de personas de distritos credos y se celebró en un lugar público de gran significado simbólico como fue la Plaza de la Basílica del Pilar. Constituyó un gesto altruista de gran significado social.
  • La tercera iniciativa la emprendió una comunidad islámica de Canarias, que, en esta pandemia que todos hemos sufrido con crudeza, compartió recursos y esfuerzo para ayudar a los necesitados; y viendo que había una iglesia que tenía la infraestructura preparada para atender a los necesitados, realizó donaciones de alimentos directamente allí, de forma que las personas necesitadas se acercaron directamente a la iglesia a recogerlos.
    Estos ejemplos y otros muchos, son fruto evidente de ese deseo de caminar juntos y así lo evidencian estas palabras, pero no podemos obviar las dificultades de las que también somos conscientes, entre ellas:
  • -El deseo de algunas personas malintencionadas, obsesionadas con que exista un choque entre las religiones o civilizaciones, que buscan y señalan momentos históricos y sociales convulsos en otras zonas geográficas; presentando una situación anómala, que forma parte de cualquier proceso evolutivo social, como una regla general que deba regir el destino de nuestra actualidad, en la que la pluralidad religiosa y cultural ciertamente es un hecho evidente.
  • -Otra dificultad observada es que cuando se habla del hecho religioso en España en relación con las confesiones minoritarias, el debate se desvirtúa introduciendo elementos ajenos a él, como el hecho de reducir la pluralidad confesional a un mero debate sobre expedientes de inmigración, cuya resolución no corresponde más que al ámbito de los servicios sociales o policiales.
  • -Otro problema que perjudica el entendimiento es la proliferación, en medios de comunicación, del discurso de personas que se autoproclaman seguidores o portavoces de alguna religión determinada y realizan pronunciamientos de carácter simplista con el objetivo de obtener una convulsión social y aumentar el número de seguidores.
  • -También existen las dificultades en el entorno político y social y el sentimiento antirreligioso que algunas personas impulsan, con la oscura pretensión de influir o impedir el diálogo.
   Por tanto, no debemos ser ajenos a las dificultades, aunque sí debemos conocerlas para concienciarnos de los retos y del esfuerzo conjunto que hemos de realizar. Entre los desafíos que hemos de afrontar juntos, cabe señalar los siguientes: 
  1. Concienciar de que el diálogo no es un fin en sí mismo, es el camino para una acción transformadora hacia una sociedad que demanda vivir en paz y armonía.
  2. Combatir la percepción que tienen muchas personas de que el diálogo interreligioso y el compromiso con sus valores es sólo cosa de líderes religiosos, intelectuales o académicos y que no tiene que ver con el resto de las personas. Debemos realizar un esfuerzo en mostrar los valores y beneficios que las religiones aportan a la persona y también el impacto social del diálogo.
  3. El creciente discurso del odio y sus consecuencias es otra de las dificultades emergentes, hace unos meses se presentó en Madrid el informe denominado Cartografía del odio, un trabajo de más de dos años en el que se reflejan los incidentes y delitos de odio y discriminación que se producen en Europa, un proyecto impulsado por Maite Pagazaurtundúa, eurodiputada del grupo político Ciudadanos, junto a su Oficina en el Parlamento Europeo y en colaboración con distintos expertos. Este informe, que cobre un período que va desde 2015 hasta mediados de 20202, señala lo siguiente: «[…] Si sumamos los datos de incidentes de baja intensidad por intolerancia religiosa hacia el cristianismo, el judaísmo, el islamismo y otras religiones, suponen el 52% de estos datos». Por todo ello no debemos tomar a la ligera términos como «baja intensidad» y otros eufemismos de este estilo, ya que es cierto que muchos de estos actos no conllevan víctimas mortales, pero los estragos en los propósitos de convivencia son muy altos. 
    En algunas ocasiones, algunas personas se preguntan ¿qué pueden hacer las confesiones en favor de la sociedad? Estamos absolutamente convencidos de que juntos podemos hacer muchos esfuerzos juntos y una de las cosas más importantes que podemos hacer es ayudar a afianzar la estabilidad social, manifestando que las distintas creencias religiosas de los ciudadanos pueden aportar mucho a la consecución de una convivencia en armonía, colaborando en el bien común. Este mensaje claro han de transmitirlo los responsables y líderes espirituales de las distintas confesiones.
    De esta forma, la sociedad puede aspirar a un desarrollo sostenible y un progreso social.
    Las diferencias dogmáticas y de rito religioso no impiden un diálogo fluido en muchas de las áreas de colaboración y cooperación, como pueden ser las sociales, las culturales o las educativas.
Para finalizar, frente a los que desean y promueven el odio y el miedo, siempre se encontrará nuestro trabajo interconfesional, que materializará su acción a través de proyectos y actuaciones concretas para construir puentes de esperanza y de convivencia pacífica. Una sociedad que sume en valores que realce los mayores y más profundos atributos del ser humano. 

Comisión islámica de España 
Mohamed Ajana Elouafi 


sábado, 14 de noviembre de 2020

Encuentro interreligioso: ‘Fratelli tutti’. Todos hermanos en un mundo de divisiones

Fecha: miércoles 18 de noviembre
Hora: 20.00 h. a 21.15 h. (hora española)

Con motivo de la publicación de la nueva encíclica del Papa Francisco, ‘Fratelli tutti’, desde la Asociación Amistad y Encuentro Interreligioso (AAEI) hemos decidido celebrar un encuentro fraterno el que representantes de distintas religiones presentes en nuestro país puedan expresar sus sus opiniones y compartir sus sentimientos en torno a este documento, ¡Estáis todos invitados!
Encuentro online y trasmitido en directo en

 Facebook (AAEI)  y  Youtube (Arco Forum)

Modera:

  • Prof. Miguel García-Baró, Presidente de AAEI.
Representan las distintas religiones/confesiones:
  • Bracha B. Uziel-Calderón, rabbanit en la Comunidad judía de Madrid y profesora de la Escuela Hilel en Madrid. 
  • Mohamed Ajana, secretario de la Comisión Islámica de España.
  • Juan Sánchez, miembro de la Iglesia Evangélica Española y profesor en la Facultad de Teología SEUT de Madrid. 
  • Swami Rameshwarananda Giri, monje hindú, Presidente de la Fundación Phi, miembro de la Elijah Board of World Religious Leaders
  • Ven. Tenzin Choky (Paloma Alba), monja y maestra budista, miembro de Transcendence - Foro Interreligioso Internacional. 

Clausura del Encuentro: 
  • Rafael Vázquez, Secretario de la Subcomisión Episcopal de Relaciones Interconfesionales y Diálogo interreligioso de la CEE. 
Nota: Durante las intervenciones, quienes sigan el evento online podrán hacer sus aportaciones en los apartados de chat y comentarios.

Organiza:

 

Colaboran:


Iglesia Evangélica Española  


Comisión Islámica de España


Subcomisión de Relaciones Interconfesionales y Diálogo Interreligioso de la CEE 


Comunidad Judía de Madrid


Instituto de las Misioneras de la Unidad 


Arco Forum 


Foro Transcendence


Fundación Phi 


Proyecto CommUnity


Apoyan:


Proyecto REPARA


Unidad Pastoral de San Blas

Encuentro online y trasmitido en directo en:

 Facebook (AAEI)  y  Youtube (Arco Forum)



Hashtags

#FratelliTutti 

#HermanosTodos

#CulturaDelEncuentro 

#Fraternidad 

#AmistadSocial 

#EncuentroInterreligioso 

#ArmoníaInterconfesional 

#DiálogoInterreligioso 

viernes, 6 de diciembre de 2019

La realidad islámica en España y el pluralismo cultural

Marco social y jurídico

La pluralidad religiosa y cultural es una característica de la sociedad española actual, que en su gran parte sigue siendo cristiana católica. Esta realidad se ha acentuado en las tres últimas décadas como consecuencia natural de la propia transformación sociológica que en muchos casos ha sido acompañada por cambios en leyes y normativas jurídicas

Esta diversidad cultural y religiosa en España está amparadas por la Constitución española y el posterior desarrollo normativo en distintos ámbitos, pero sobre todo en lo relacionado con la libertad religiosa en los acuerdos de cooperación de 1992 entre el Estado español y las confesiones de notorio arraigo en España, el ISLAM, EL JUDAÍSMO Y EL CRISTIANISMO EVANGÉLICO.

Los musulmanes en España son ciudadanos como el resto de la población. Tienen las mismas preocupaciones e inquietudes, pero en lo referente a su religiosidad islámica están organizados a través de comunidades islámicas y federaciones. En 1992, las dos grandes federaciones de aquella época, la Unión de Comunidades Islámicas de España y la Federación Española de Entidades Religiosas islámicas crearon la Comisión Islámica de España (CIE) para la firma y el seguimiento del acuerdo de cooperación entre el Estado y la CIE. Este acuerdo recoge catorce artículos o derechos que caracterizan a los musulmanes en su vida. Nos referimos aquí a tener derecho a tener lugar de culto, a tener cementerio, alimentación halal, al matrimonio islámico, etc.

En estas casi tres décadas desde 1992 hasta nuestros días la realidad de la sociedad española y de los musulmanes como parte de ella ha cambiado mucho. Estos cambios, en lo referente a los musulmanes, son visibles en muchos aspectos de la vida cotidiana, por ejemplo, el aumento del número de mezquitas oratorios y de cementerios, la celebración de matrimonios islámicos, el aumento de agencias de viaje para el hajj a Meca, el aumento de la industria halal donde incluso en los grandes supermercados ofrecen alimentos con etiqueta halal, el aumento de peticiones de estudiar la enseñanza religiosa islámica en los colegios públicos.

Herramientas para conocer esta realidad

El estudio de esta realidad y de su dinámica lo podemos ver en varios informes y estudios hechos por diferentes instituciones y desde distintos ámbitos y son una fuente importante para analizar la realidad de los musulmanes en España en estos últimos años. Voy a citar 4 instituciones de las más importantes (desde mi punto de vista):

a) Los informes sociológicos que elabora mensualmente el Instituto Nacional de Estadística (algunos de sus informes incluyen la religiosidad de la población). Sus informes son de ámbito nacional y abarcan a toda la población española de ambos sexos mayores de 18 años.

b) Otra institución que estudia la realidad de la religiosidad de la población española incluida la musulmana, es la fundación Pluralismo y Convivencia, una fundación publica perteneciente al Ministerio de Justicia que ha realizado unos estudios y guías bajo la “Colección Pluralismo y Convivencia” sobre minorías religiosas. Estas guías analizan el hecho religioso y las organizaciones religiosas por comunidades autónomas y resaltan la dinámica cambiante de la realidad religiosa de la población.

c) El Informe anual sobre la situación de la libertad religiosa en España que elabora la Subdirección General de Relaciones con las Confesiones del Ministerio de Justicia. Este informe recoge la realidad de los seguidores de las religiones en España y los problemas detectados en distintos ámbitos como en el uso de los espacios públicos, o aquellos relacionados con los lugares de culto, los cementerios, con el ámbito de educativo, el liderazgo religioso y en el de la alimentación otros ámbitos.

d) El Informe sobre la libertad religiosa en el mundo que elabora el departamento de Estado de EE.UU, emitido por la Embajada de EE.UU. en Madrid. En él, intentan analizar la realidad de los musulmanes en España y los desafíos y problemas a que se enfrentan; la Embajada de Estados Unidos en Madrid suele redactar el informe, que cubre un año entero, tras contactar con la Administración y con los responsables de los grupos religiosos. En varias ocasiones han contactado con la Comisión Islámica de España para aportar nuestro punto de vista sobre el tema.

e) Por último, está el Observatorio Andalusí, una institución perteneciente a la Unión de Comunidades Islámicas de España, con el objetivo de realizar la observación y seguimiento de la situación del hecho religioso islámico en España. Esta institución realiza informes anuales que incluyen un estudio demográfico de la población musulmana en España y también realiza un estudio minucioso del seguimiento de la aplicación de los derechos recogidos en el Acuerdo de Cooperación. Se puede decir que es uno de los informes más completos que se realizan sobre la realidad musulmana en España. Indicadores de la diversidad Analizando los últimos informes de estas cuatro fuentes, podemos hablar de unos indicadores que reflejan de forma fiel la realidad de los musulmanes en la España actual.

He dividido estos indicadores en tres categorías:

La primera categoría agrupa dos indicadores. El primero es el número de musulmanes, que supera los dos millones de personas siendo Cataluña la comunidad autónoma donde residen más musulmanes seguida de Andalucía, de la comunidad de Madrid y de Valencia. De esta cifra un 43% es español mientras que el 57% es inmigrante (38% marroquíes y 19% de otra nacionalidad, siendo los africanos y pakistaníes los más destacados).

El segundo indicador es el número de alumnos musulmanes en colegios públicos que ronda los 312.500 alumnos con derecho a recibir enseñanza religiosa islámica.

Estos dos indicadores representan, entre otras cosas, la diversidad de la población española y de su evolución y muestran que la inmigración es un factor importante pero no determinante en el aumento de numero de musulmanes y de alumnos.

La segunda categoría agrupa el indicador del número de entidades religiosas islámicas que, a fecha de finales de noviembre de este año, alcanzan la cifra de 1766 entidades islámicas distribuidas en 21 asociaciones, 48 federaciones y 1697 comunidades que representan a los lugares de culto también. Este indicador refleja el esfuerzo de la propia comunidad musulmana ya que es ella la que a través de las donaciones y cuotas de socios sufragan los gastos de las comunidades.

Por último, hay una tercera categoría que agrupa tres indicadores de derechos recogidos en el Acuerdo de Cooperación y cuya ejecución está relacionada con alguna Administración (local, autonómica o estatal). En este caso vemos que estos indicadores indican que hay una carencia de casi el 80% de las necesidades que no están cubiertas.
  1. El número de profesores de enseñanza religiosa islámica es de 76 profesores
  2. El número de imames para asistencia religiosa islámica en prisiones es de 20 imames.
  3. El número de cementerios es de 32 cementerios.
  4. Para ir terminando este apartado quiero hacer referencia a dos cosas:
  • Una es la aplicación del Instituto Nacional de Estadística, que realiza un mapa de localización con el nombre de las personas o sus apellidos, y que ofrece claramente un mapa de España donde hay una concentración de musulmanes.
Años
Número de comunidades
2009
92
2010
160
2011
244
2012
102
2013
87
2014
72
2015
81
2016
91
2017
53
2018
66
2019
72
Total
1120
  • Otra observación es que realizando un análisis del número de entidades religiosas islámicas de los últimos diez años, se puede deducir que el promedio anual de la creación de nuevas comunidades no llega a las cien comunidades islámicas.

Qué se hace para normalizar y visibilizar esta diversidad religiosa y cultural 

Ante estos datos, los actores y afectados principales están haciendo un esfuerzo para normalizar y visibilizar su realidad y para fortalecer la convivencia en la sociedad y hacer efectivo el ejercicio de los derechos de todos los ciudadanos.

Aquí podemos hacer referencia a los encuentros y reuniones oficiales que la Administración ha normalizado, como es el caso de la Comisión Asesora de Libertad Religiosa, entidad perteneciente al Ministerio de Justicia y donde los representantes de las confesiones reconocidas en España y algunos ministerios se sientan alrededor de una mesa.  

Y otros encuentros o iniciativas de la sociedad civil destacando : 
Pacto de convivencia: es una iniciativa cuyo objetivo común es fortalecernos como sociedad civil en términos de convivencia y cohesión social, conscientes de que una sociedad plural, incluyente y comprometida con los Derechos Humanos, es el mejor antídoto contra el terrorismo, la radicalización violenta y toda forma de exclusión
la asociación Amistad y Encuentro Interreligioso:  que es una asociación que reúne a los representantes de diversas confesiones, pertenecientes a cuatro tradiciones religiosas (budismo, cristianismo, islam y judaísmo) con el objetivo de fomentar una cultura del encuentro, de la amistad, del respeto entre los miembros de las distintas religiones para ser elemento de construcción de una sociedad basada en el amor y la fraternidad.
Y hay otras asociaciones también de dialogo interreligioso con objetivos parecidos. Estos y también las entidades religiosas islámicas celebran jornadas de puertas abiertas y congresos temáticos con el fin de fomentar la tolerancia y la convivencia en la sociedad española. 

Conclusión

Uno de los retos de la sociedad actual, y de la española también, es una gestión inteligente de la diversidad cultural y religiosa que garantice los derechos de todos los ciudadanos. A veces se suele decir que el ESTADO NO TIENE RELIGIÓN, pero la sociedad sí la tiene. 

Otro de los retos a afrontar es el aumento del discurso de odio, incluido su versión de islamofobia, con el agravante de que en algunos países provoca atentados terroristas que afectan a todo tipo de religiones. En algunos casos sus autores intelectuales ocupan incluso cargos públicos.

Mohamed Ajana El ouafi
Comisión islámica de España


miércoles, 16 de octubre de 2019

Miguel García- Baró, Presidente de AAEI, nuevo miembro de la Real Academia de Ciencias Morales y Políticas

El martes 15 de octubre, en Junta pública, ha tomado posesión de su plaza de número como Académico de la Real Academia de Ciencias Morales y Políticas, ocupando las medalla nº 18, el Excmo. Sr. D. Miguel García-Baró López, Presidente de nuestra Asociación Amistad y Encuentro Interreligioso (AAEI).

El discurso de ingreso, titulado «La metafísica y la prudencia», fue contestado por el Excmo. Sr. D. Pedro Cerezo Galán.

El compromiso de Miguel García-Baró con AAEI, Asociación de la que es Presidente y socio fundador, es reflejo del compromiso de los intelectuales y académicos españoles, con la vida social, nutriéndola no sólo con las ideas sobre la convivencia y los valores de la paz, sino también con la realización de actuaciones concretas. Su discurso, reflejo de su sabiduría y pronunciado con gran emoción, deja patente la pasión por el bien que le caracteriza. Querido Miguel, muchas felicidades.

A continuación se puede leer el discurso íntegro.