viernes, 6 de diciembre de 2019

La realidad islámica en España y el pluralismo cultural

Marco social y jurídico


La pluralidad religiosa y cultural es una característica de la sociedad española actual, que en su gran parte sigue siendo cristiana católica. Esta realidad se ha acentuado en las tres últimas décadas como consecuencia natural de la propia transformación sociológica que en muchos casos ha sido acompañada por cambios en leyes y normativas jurídicas

Esta diversidad cultural y religiosa en España está amparadas por la Constitución española y el posterior desarrollo normativo en distintos ámbitos, pero sobre todo en lo relacionado con la libertad religiosa en los acuerdos de cooperación de 1992 entre el Estado español y las confesiones de notorio arraigo en España, el ISLAM, EL JUDAÍSMO Y EL CRISTIANISMO EVANGÉLICO.

Los musulmanes en España son ciudadanos como el resto de la población. Tienen las mismas preocupaciones e inquietudes, pero en lo referente a su religiosidad islámica están organizados a través de comunidades islámicas y federaciones. En 1992, las dos grandes federaciones de aquella época, la Unión de Comunidades Islámicas de España y la Federación Española de Entidades Religiosas islámicas crearon la Comisión Islámica de España (CIE) para la firma y el seguimiento del acuerdo de cooperación entre el Estado y la CIE. Este acuerdo recoge catorce artículos o derechos que caracterizan a los musulmanes en su vida. Nos referimos aquí a tener derecho a tener lugar de culto, a tener cementerio, alimentación halal, al matrimonio islámico, etc.

En estas casi tres décadas desde 1992 hasta nuestros días la realidad de la sociedad española y de los musulmanes como parte de ella ha cambiado mucho. Estos cambios, en lo referente a los musulmanes, son visibles en muchos aspectos de la vida cotidiana, por ejemplo, el aumento del número de mezquitas oratorios y de cementerios, la celebración de matrimonios islámicos, el aumento de agencias de viaje para el hajj a Meca, el aumento de la industria halal donde incluso en los grandes supermercados ofrecen alimentos con etiqueta halal, el aumento de peticiones de estudiar la enseñanza religiosa islámica en los colegios públicos.

Herramientas para conocer esta realidad


El estudio de esta realidad y de su dinámica lo podemos ver en varios informes y estudios hechos por diferentes instituciones y desde distintos ámbitos y son una fuente importante para analizar la realidad de los musulmanes en España en estos últimos años. Voy a citar 4 instituciones de las más importantes (desde mi punto de vista):

a) Los informes sociológicos que elabora mensualmente el Instituto Nacional de Estadística (algunos de sus informes incluyen la religiosidad de la población). Sus informes son de ámbito nacional y abarcan a toda la población española de ambos sexos mayores de 18 años.

b) Otra institución que estudia la realidad de la religiosidad de la población española incluida la musulmana, es la fundación Pluralismo y Convivencia, una fundación publica perteneciente al Ministerio de Justicia que ha realizado unos estudios y guías bajo la “Colección Pluralismo y Convivencia” sobre minorías religiosas. Estas guías analizan el hecho religioso y las organizaciones religiosas por comunidades autónomas y resaltan la dinámica cambiante de la realidad religiosa de la población.

c) El Informe anual sobre la situación de la libertad religiosa en España que elabora la Subdirección General de Relaciones con las Confesiones del Ministerio de Justicia. Este informe recoge la realidad de los seguidores de las religiones en España y los problemas detectados en distintos ámbitos como en el uso de los espacios públicos, o aquellos relacionados con los lugares de culto, los cementerios, con el ámbito de educativo, el liderazgo religioso y en el de la alimentación otros ámbitos.

d) El Informe sobre la libertad religiosa en el mundo que elabora el departamento de Estado de EE.UU, emitido por la Embajada de EE.UU. en Madrid. En él, intentan analizar la realidad de los musulmanes en España y los desafíos y problemas a que se enfrentan; la Embajada de Estados Unidos en Madrid suele redactar el informe, que cubre un año entero, tras contactar con la Administración y con los responsables de los grupos religiosos. En varias ocasiones han contactado con la Comisión Islámica de España para aportar nuestro punto de vista sobre el tema.

e) Por último, está el Observatorio Andalusí, una institución perteneciente a la Unión de Comunidades Islámicas de España, con el objetivo de realizar la observación y seguimiento de la situación del hecho religioso islámico en España. Esta institución realiza informes anuales que incluyen un estudio demográfico de la población musulmana en España y también realiza un estudio minucioso del seguimiento de la aplicación de los derechos recogidos en el Acuerdo de Cooperación. Se puede decir que es uno de los informes más completos que se realizan sobre la realidad musulmana en España. Indicadores de la diversidad Analizando los últimos informes de estas cuatro fuentes, podemos hablar de unos indicadores que reflejan de forma fiel la realidad de los musulmanes en la España actual.

He dividido estos indicadores en tres categorías:

La primera categoría agrupa dos indicadores. El primero es el número de musulmanes, que supera los dos millones de personas siendo Cataluña la comunidad autónoma donde residen más musulmanes seguida de Andalucía, de la comunidad de Madrid y de Valencia. De esta cifra un 43% es español mientras que el 57% es inmigrante (38% marroquíes y 19% de otra nacionalidad, siendo los africanos y pakistaníes los más destacados).

El segundo indicador es el número de alumnos musulmanes en colegios públicos que ronda los 312.500 alumnos con derecho a recibir enseñanza religiosa islámica.

Estos dos indicadores representan, entre otras cosas, la diversidad de la población española y de su evolución y muestran que la inmigración es un factor importante pero no determinante en el aumento de numero de musulmanes y de alumnos.

La segunda categoría agrupa el indicador del número de entidades religiosas islámicas que, a fecha de finales de noviembre de este año, alcanzan la cifra de 1766 entidades islámicas distribuidas en 21 asociaciones, 48 federaciones y 1697 comunidades que representan a los lugares de culto también. Este indicador refleja el esfuerzo de la propia comunidad musulmana ya que es ella la que a través de las donaciones y cuotas de socios sufragan los gastos de las comunidades.

Por último, hay una tercera categoría que agrupa tres indicadores de derechos recogidos en el Acuerdo de Cooperación y cuya ejecución está relacionada con alguna Administración (local, autonómica o estatal). En este caso vemos que estos indicadores indican que hay una carencia de casi el 80% de las necesidades que no están cubiertas.
  1. El número de profesores de enseñanza religiosa islámica es de 76 profesores
  2. El número de imames para asistencia religiosa islámica en prisiones es de 20 imames.
  3. El número de cementerios es de 32 cementerios.
  4. Para ir terminando este apartado quiero hacer referencia a dos cosas:
  • Una es la aplicación del Instituto Nacional de Estadística, que realiza un mapa de localización con el nombre de las personas o sus apellidos, y que ofrece claramente un mapa de España donde hay una concentración de musulmanes.
Años
Número de comunidades
2009
92
2010
160
2011
244
2012
102
2013
87
2014
72
2015
81
2016
91
2017
53
2018
66
2019
72
Total
1120
  • Otra observación es que realizando un análisis del número de entidades religiosas islámicas de los últimos diez años, se puede deducir que el promedio anual de la creación de nuevas comunidades no llega a las cien comunidades islámicas.

Qué se hace para normalizar y visibilizar esta diversidad religiosa y cultural 

Ante estos datos, los actores y afectados principales están haciendo un esfuerzo para normalizar y visibilizar su realidad y para fortalecer la convivencia en la sociedad y hacer efectivo el ejercicio de los derechos de todos los ciudadanos.

Aquí podemos hacer referencia a los encuentros y reuniones oficiales que la Administración ha normalizado, como es el caso de la Comisión Asesora de Libertad Religiosa, entidad perteneciente al Ministerio de Justicia y donde los representantes de las confesiones reconocidas en España y algunos ministerios se sientan alrededor de una mesa.  

Y otros encuentros o iniciativas de la sociedad civil destacando : 
Pacto de convivencia: es una iniciativa cuyo objetivo común es fortalecernos como sociedad civil en términos de convivencia y cohesión social, conscientes de que una sociedad plural, incluyente y comprometida con los Derechos Humanos, es el mejor antídoto contra el terrorismo, la radicalización violenta y toda forma de exclusión
la asociación Amistad y Encuentro Interreligioso:  que es una asociación que reúne a los representantes de diversas confesiones, pertenecientes a cuatro tradiciones religiosas (budismo, cristianismo, islam y judaísmo) con el objetivo de fomentar una cultura del encuentro, de la amistad, del respeto entre los miembros de las distintas religiones para ser elemento de construcción de una sociedad basada en el amor y la fraternidad.
Y hay otras asociaciones también de dialogo interreligioso con objetivos parecidos. Estos y también las entidades religiosas islámicas celebran jornadas de puertas abiertas y congresos temáticos con el fin de fomentar la tolerancia y la convivencia en la sociedad española. 

Conclusión

Uno de los retos de la sociedad actual, y de la española también, es una gestión inteligente de la diversidad cultural y religiosa que garantice los derechos de todos los ciudadanos. A veces se suele decir que el ESTADO NO TIENE RELIGIÓN, pero la sociedad sí la tiene. 

Otro de los retos a afrontar es el aumento del discurso de odio, incluido su versión de islamofobia, con el agravante de que en algunos países provoca atentados terroristas que afectan a todo tipo de religiones. En algunos casos sus autores intelectuales ocupan incluso cargos públicos.

Mohamed Ajana El ouafi
Comisión islámica de España